Más
Carrito 0

LA HISTORIA DE LA CORBATA

Publicado por Antonio González Mairena en

 

                                                       

Bienvenidos a nuestro blog DANDI-UNIVERSITY, donde en cada post aprenderemos juntos algo concerniente a los complementos para caballero.
Hoy lo inauguramos hablando de nuestro complemento estrella: la corbata, y qué mejor manera de hacerlo que explicando cuáles son sus orígenes y su evolución a lo largo del tiempo.
Etimológicamente, la palabra “corbata”, procede del italiano “cravatta”, derivado de “croata”.
Y es que, allá por el año 1660, los oficiales del regimiento croata, al visitar en París a Luis XIV, el cual se distinguía por su elegancia, llevaban anudados al cuello llamativos y prominentes pañuelos de color blanco en forma de flor.
Su principal uso, era proteger y cuidar la garganta, pero sedujo tanto dicha prenda al rey francés, que encargó fabricarlas para su regimiento con la insignia real. Fue cuando la bautizaron como “cravete” y la extendieron por el resto del mundo.
Ya, durante la Revolución Francesa, se convierte en un distintivo para la aristocracia, anudándose de forma suave al cuello y con las dos extremidades sujetadas con un broche.
En el siguiente siglo, se empieza a instaurar como complemento identificativo de los “dandys” ingleses. Fue el controvertido Lord Brummel el que empieza a crear multitud de estilos de nudo de corbata; incluso se cuenta que solicitaba la ayuda de dos criados para colocársela, además de emplear almidón con el objetivo de que mantuviera su rigidez al cuello.
A comienzos del siglo XIX, se empieza a parecer a lo que conocemos como la corbata actual, aunque sólo de colores blanco, gris y negro (en la Revolución Francesa, los revolucionarios la llevaban negra, y los opuestos blanca). Poco a poco, se fueron reduciendo sus dimensiones al mismo tiempo que lo hacía el cuello de la camisa, así como se fueron incorporando los colores, estampados y diferentes nudos.
La corbata, tal y como la conocemos hoy día, se la debemos a Jesse Lagnsdorf, allá por el año 1920, que encontró la forma de realizar un corte de corbata en el que se desperdiciara la menor cantidad de tela posible, trazando un ángulo de 45 grados en el dibujo (al bies), y confeccionándola en dos o tres piezas. De esta forma, comenzó a fabricarse y venderse hasta nuestros días.         
 
                                                                                                                                                                

Compartir esta publicación



Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados